miércoles, 29 de diciembre de 2010

VARIACION 5

VARIACION 5: USANDO REFRANES Y COMPARACIONES DE MI MADRE

Ésta variación se la dedico especialmente a mi madre, que es la que me ha inspirado y ayudado a escribir ésto. Sí, realmente habla así.--->

Una silueta más oscura que “boca-lobo” atravesó el parque “más lento que un desfile de cojos”. Llevaba consigo un libro que tenía “más años que Matusalén”. Lo dejó en un banco. La fuerza del viento hizo que se abriera en un “santiamén” y pasaran las páginas. Cuando se cerró una quedó doblada.

Como “al que madruga Dios le ayuda”, por la mañana temprano una joven “más fea que Picio” recogió el libro. “Éste libro tiene más años que la Tani”, pensó. La joven se llamaba Carolina e iba camino del colegio. Cuando el profesor, que “charlaba más que Concepción Melendo” estaba impartiendo clase, el libro cayó al suelo y llamó la atención del profesor. El profesor “estaba hecho un Juan Brevas” y casi ni se dio cuenta, pero después fue hasta el libro y lo recogió. Cuando lo cogió dijo:

- Éste libro es “más viejo que un chaparraz” y está “más sucio que el palo de un gallinero”.

Lo abrió y las hojas estaban en blanco, excepto la última hoja, que estaba doblada, en la que había algunas palabras. El escritor del libro debía ser “más flojo que un puñado de pelusa” pues sólo había escrito una página. Como la clase se estaba haciendo “más larga que un día sin pan” decidieron escribir una historia a través de las frases de cada uno de los alumnos.

Al acabar las clases, Carolina salió a la calle con el libro. “Llovía más que cuando enterraron a Capote”. Al pasar por el parque vio un árbol “más raro que un piojo verde”. Como le llamó la atención dejó el libro allí. Poco a poco, muchas manos continuaron las frases que habían encontrado, convirtiéndolas en una historia.

1 comentario:

  1. solo diré jajajja.....tienes muchísimas maneras de expresar la vejez XD

    ResponderEliminar